martes, 29 de marzo de 2011

Secuestro de niños para traficar con sus órganos

Foto de un palestino secuestrado y asesinado al que le han abierto el pecho para extraerle sus órganosMemoria Histórica del día:


-1939: El pintor, arquitecto, diseñador y animador cultural Josep Torres Clavé es asesinado por los fascistas italianos, cuando se dirigía con el Ejército Republicano a la frontera francesa. Nació en Barcelona en 1906. Muy activo, dio animación y vida cultural, artística y política desde su centro de operaciones en Barcelona. Fundó el grupo de arquitectos y técnicos GATCPAC en 1930, de carácter internacional. Dio forma a algunos de los diseños más progresistas de aquellos años.

.-1947: Insurrección anticolonialista en Madagascar. La represión francesa ocasiona 80.000 muertos.

-1949: La Agrupación Guerrillera de Andalucía elimina a un pelotón de infantería fascista en Almería.

-1977: El FRETILIN se enfrenta a la ocupación de Timor oriental por Indonesia. Y en Sudáfrica, se funda la organización independentista AZAPO. Decenas de miles de represaliados.

-1981: Joxe Manuel Aristimuño Mendizabal, vecino de Hernani y militante de ETA, es muerto en Vitoria por comisarios de la policía española en una emboscada criminal. Tenía 25 años.

-1982: Esteban Muruetagoiena Scola, de 38 años, vecino de Ondarrua (Bizkaia) y civil, muere tras permanecer 10 días bajo detención incomunicada en dependencias de la Guardia Civil. La autopsia mostró evidencias de tortura.

-1985: Es ametrallado por los GAL el bar Les Pyreneés, en Baiona (Euskal Herria Norte). Muere el civil, vecino y ciudadano francés Benoit Pecastaing. Herido grave el exiliado político vasco Pedro José Pikabea. Secuestros de niños para traficar con sus órganos



El 22 de marzo dos hombres de nacionalidad francesa, padre e hijo de 66 y 38 años respectivamente, eran detenidos en un paso fronterizo entre Ucrania y Hungría acusados de tráfico ilegal de dos niñas recién nacidas. Ambos intentaban sacar del país a dos hermanas gemelas de apenas unos meses de vida escondidas en su autocaravana. La policía ucraniana investiga ahora qué pretendían hacer estos dos hombres con las dos recién nacidas en Ucrania. La noticia no informaba sobre el desenlace, posiblemente su venta a terceras personas o un final aún peor, matarlas para traficar con sus órganos. Las pequeñas son gemelas de nacionalidad ucraniana y los franceses intentaban sacarlas del país escondidas en el compartimento de la cama de su caravana. Tampoco informaba nada acerca de los padres biológicos, ni de cómo los franceses se apoderaron de las niñas: si pagaron por ellas o las secuestraron a la fuerza. Para conocer las claves de esta historia hay que seguir un hilo que puede llevar muy lejos. El 5 de setiembre de 2005 el diario El País confirmaba en los titulares de una noticia: "La UE confirma el robo de bebés en Ucrania para tráfico de órganos". La Comisión Europea envió a Ruth-Gabi Vermot-Mangold a Ucrania después de que varios periódicos alemanes publicaran que a finales de 2002 en una maternidad de la ciudad ucraniana de Jarkov habían desaparecido los cuerpos de dos bebés. Los padres de los recién nacidos fueron informados de que sus hijos habían nacido muertos, pero nunca pudieron cerciorarse de ello pese a sus insistentes demandas. Sin embargo, más tarde, en los contenedores de residuos biológicos de la clínica fueron hallados fetos y cadáveres de recién nacidos cuyos órganos habían sido extraídos. Según una ONG ucraniana, entre 2001 y 2003 en las casas de maternidad del país pudieron haber ocurrido hasta 300 desapariciones similares de bebés o de sus cadáveres. Otras informaciones más recientes calculan que entre 2006 y 2008 fueron secuestrados unos 25.000 niños ucranianos como piezas de repuesto para el trasplante de órganos. Ucrania tuvo que responder a un cuestionario de la ONU afirmando que habían encontrado y devuelto a Ucrania a 446 víctimas de la trata de personas, de las cuales 39 eran menores, calificados de "mercancía viva" en el informe. El gobierno también reconocía que desde marzo de 1998 se habían llevado ante los tribunales 1.287 delitos de tráfico de seres humanos, de los cuales el 10 por ciento estaban relacionados con menores. El hilo de la noticia conduce luego desde Ucrania hasta el Magreb. Hocine Zehouane, presidente de la Liga Argelina de Defensa de los Derechos Humanos, afirma que 841 niños y adolescentes de entre 4 y 16 años fueron sido secuestrados en Argelia entre 2001 y 2008, de los que algunos aparecieron muertos. Zerhouni confirmó el espeluznante relato de algunos diarios argelinos sobre la introducción ilegal de niños argelinos y subsaharianos en Marruecos, donde les son extirpados sus órganos para venderlos en Europa. "No hace mucho tiempo un hombre fue detenido cerca de la frontera de Marruecos cuando se disponía a secuestrar a un bebé de dos años", afirmó. "Tras su detención, confesó haber vendido niños a una clínica de Oujda", una ciudad marroquí cercana a la frontera. El Khabar, el principal diario argelino, aseguró que la Gendarmería había desmantelado en Tlemcen (este de Argelia) una red que se dedicaba a secuestrar adolescentes -muchos de ellos de inmigrantes clandestinas africanas- para venderlos a 45.000 dirhams (4.090 euros) cada uno, a una clínica de Oujda. Otro relato publicado en el diario argelino de idioma árabe 'El-Khabar' en septiembre, informó de que la Interpol, la organización policial internacional, ha revelado la existencia de una red israelí que estaba involucrada en el secuestro de niños procedentes de Argelia y el tráfico de sus órganos. Según el periódico, organizaciones de marroquíes y argelinos se recorren las calles de las ciudades de Argelia buscando por los alrededores a niños pequeños, que caían víctimas del comercio a través de la frontera con el vecino Marruecos, vendidos a los israelíes y a los estadounidense en Oujda, la capital al este de Marruecos, con el fin de extraer los órganos. La historia se basa en las declaraciones realizadas por Mustafa Khayatti, jefe del Comité Nacional Argelino para el Desarrollo de la Investigación en Salud. Khayatti sostiene que el secuestro de niños en Argelia está relacionado con las detenciones realizadas en Nueva York y Nueva Jersey en 2009, en las que varios israelíes estaban entre los 44 detenidos en relación a una investigación sobre el tráfico ilegal de órganos y de corrupción política. Un artículo publicado en Aftonbladet, el mayor diario de tirada nacional de Suecia, aseguró que el ejército israelí secuestró y mató a jóvenes palestinos para extraer sus órganos. El diario sueco ponía como ejemplo el caso de Bilal Ahmed Ghanem, un palestino de 19 años de edad, quien fue asesinado a tiros en 1992 por las fuerzas de ocupación israelíes en la localidad cisjordana de Imatin. Bostrom, que fue testigo de la muerte del hombre, dijo que el cuerpo de Ghanem fue secuestrado por soldados israelíes tras el tiroteo y fue devuelto a la medianoche, durante un toque de queda impuesto, con un corte desde el estómago hasta el cuello que había sido cosido. Bostrom argumenta que una autopsia sólo sería necesaria si la causa de la muerte no era evidente, mientras que en este caso era evidente que Bilal fue muerto a tiros. Después de ese incidente, al menos 20 familias palestinas dijeron a Bostrom que sospechaban que el ejército israelí habían extirpado los órganos de sus hijos después de que hubieran sido asesinados y trasladados por las fuerzas de ocupación israelíes. Las rutas del tráfico internacional de órganos conducen, pues, al Estado de Israel, que participa en el secuestro de niños para extirpar sus órganos con destino a transplantres en hospitales de lujo. A finales de noviembre de 2009 una manifestación frente a la Embajada de Israel en Kiev protestaba por una carta firmada por 26 miembros del Knesset (parlamento israelí) que condenaban unos comentarios supuestamente antisemitas del candidato presidencial Sergey Ratushnyak. Los manifestantes coreaban "Ucrania no es la Franja de Gaza".