jueves, 14 de octubre de 2010

Biografía de Marcos Martín Ponce, preso político de los GRAPO

Biografía de Marcos Martín Ponce

Nació en Bardem (Suiza), el 8 de julio de 1971, en una familia española emigrante, como tantas otras durante la dictadura franquista. Regresaron a los pocos años a Madrid.

El desarrollo de su juventud lo realiza en ambientes alternativos y okupas. En 1994 fue detenido en Pontevedra por la guardia civil por causas comunes. En Madrid, en una de esas okupas, en el barrio de Usera, conoce a otros varios jóvenes con sus mismas ideas. Según palabras de su amiga y también en la actualidad presa política María Ángeles Ruíz Villa:
“Nos desalojaban y okupábamos otra vivienda o lokal. Nos considerábamos anarquistas y acudíamos a sus manifestaciones y actos, pero sobre todo éramos antifascistas, aunque no estábamos organizados. Nos sentíamos solidarios de los presos en general y de los políticos en particular por la forma en que tenían de resistir al fascismo en las peores condiciones. Hacía ya mucho tiempo que habíamos perdido el interés por las drogas, apenas salíamos ya de fiesta, mientras que cada vez nos interesaba más todo aquello que iba contra el sistema. Formamos un grupillo y sacamos nuestro propio fanzín al que llamamos “Revuelta”. Nos autodenominamos “Juventudes Antifascistas” y llevamos a cabo algún sabotaje y algunas pintadas reivindicativas. Estábamos cada vez más organizados pero sentíamos que no era suficiente. Teníamos muchos encontronazos (algunos muy peligrosos) con los cabezas rapadas (nazis), pero pronto caímos en que el problema no eran ellos sino quienes los promovían y protegían, que el enemigo era el sistema capitalista. Necesitábamos formas de organización superiores, una estructura… los GRAPO eran lo que buscábamos. Y nos incorporamos a ellos pasando a la clandestinidad”

Eso fue en 1997. A partir de 1999 y durante varios años participa en numerosas acciones armadas de apoyo al Movimiento de Resistencia Organizado y Popular y de denuncia contra el estado fascista, según las propias palabras de Marcos.

Los años vividos en los GRAPO, y volvemos a palabras de su ya camarada en el mismo comando Marian, “fueron muy intensos en emociones y aprendizaje, maduar como persona y como militante todo lo que no habíamos madurado tiempo atrás. La clandestinidad era muy dura, separada de tu familia y amigos, jugándote la vida y la libertad constantemente, pero compensa con creces sentir que haces lo que te dicta tu conciencia y que estás contribuyendo a construir un futuro en libertad. Esos años nos han enriquecido, hemos aprendido mucho de nuestros camaradas y hemos adquirido principios y valores que antes nos eran más ajenos”

Es detenido en París el 18 de julio de 2002 junto a otros 19 solidarios, compañeros y camaradas, en una campaña de guerra sucia internacional en la que participaron tres países y 4 policías distintas, sucediéndose detenciones en París, Madrid, Vitoria y Roma.

Pasa 5 años de cárcel en las prisiones francesas y es sometido a las condiciones represivas carcelarias de la “democracia” francesa. Extraditado a España en 2007, cumple una real cadena perpetua de más de 40 años por el nuevo código penal, esta aislado en la prisión de máxima seguridad de Morón de la Frontera en Sevilla, en un régimen de 23 horas de celda y sometido a la tortura blanca, para quebrar su dignidad.

Marcos Martín Ponce
Preso Político GRAPO
Cárcel de Morón de la Frontera
41530 Sevilla

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La mejor forma de hacer honor a la valentia y dignidad de todos estos compañeros/as es organizar algo los que estamos en "libertad" y hacer lo que tengamos que hacer.

La_verdad_es_revolucionaria@yahoo.es

Anónimo dijo...

roeuther 21 Cuanta falta nos hacéis, camaradas... Si los que verdaderamente tenemos la convicción de la lucha armada para derrocar al capitalismo, si por nuestra juventud e inexperiencia no hubiéramos sido meros títeres de contrarrevolucionarios que solo perseguían vivir bien dentro del sistema liberal, si hubiéramos coincidido en el tiempo y si no hubiéramos acatado las consignas "revolucionarias" de salón, vosotros/as no estaríais sufriendo la represión de por vida y la clase obrera, a la que se despojó de su vanguardia, no estaría llevando la miserable existencia a la que es condenada por el enemigo de clase. Con 54 años miro atrás y veo que son tantos los errores cometidos que me produce dolor pensar en ello. Ver como hemos dilapidado la herencia revolucionaria convirtiéndonos en socios de clubes "comunistas" y "revolucionarios", mientras los mejores, los auténticos, que tanto podrían enseñarnos y estar codo con codo junto a vosotros/as estáis donde estáis es desolador. No dispongo, camaradas, de suficientes elementos objetivos para realizar un análisis correcto de que va a ser de la revolución socialista en manos de quienes se encuentra. Solo me resta desearos la mayor fortaleza para soportar la represión a la que sois sometidos día a día, enviaros mi modesta solidaridad, modesta porque es sencillo ser solidario cuando puede uno moverse por toda la jaula y no estar en un rincón de ella y esperar a que la ´corriente más progresista de la burguesía, que no son ninguno de los que hay ahora desde la derecha a la izquierda, dé un paso para instaurar la república burguesa pero que permitirá, al menos, poder estar juntos, agrupar fuerzas y reorganizar a la clase y a su legítima vanguardia. El único amor que conozco es a mi clase y, especialmente, a todas y todos los presos políticos de este Estado burgués al que no reconozco como país. España no existe, es una más de sus mentiras, pero por llamarlo de alguna manera yo lo denomino Estado español porque está formado por varias nacionalidades. Recibid, un fuerte abrazo revolucionario de quien creía estar entre los bolcheviques cuando la revolución está en manos de los mencheviques, permitidme la metáfora con la revolución de octubre, que es lo mismo que decir que es muy difícil que se creen las condiciones objetivas y subjetivas, que decía Marx, para llevarla a la práctica habiéndose adueñado del movimiento revolucionario los "picos de oro" de la teoría revolucionaria pero de la praxis inexistente. Aún así, siempre habrá quien descubra el ardid, el engaño, lo que es esperanzador. Salud y revolución socialista. Armando. Madrid. Estado español.

Anónimo dijo...

Armando, hablas como si no pudieses hacer nada, como si ya fueses 'viejo' por tener 54 años, ahora tendrás 56 o 57. Te animo a luchar hasta tu último aliento tengas la edad que tengas.
Un saludo, el movimiento proAmnistía está creciendo y se nutre de gente cada vez más joven, yo sólo tengo 18 años.
Resistencia!